¡Vinos salinos, no salados!
Un vino salino no significa que sepa a sal, el concepto de ‘salinidad’ se trata de una sensación intrigante que suele darse en determinados blancos.
¿Cómo se obtiene notas salinas en estos vinos? La geografía es uno de los factores más importantes. Algunos viñedos se ubican cerca del mar donde el viento lleva la sal que influye en la viña. Esos elementos son depositados en el suelo y en la piel de la uva, y después en las levaduras de la bodega. Los suelos volcánicos y calcáreos también pueden contribuir con notas salinas en el vino, ya que la composición química del suelo afecta los aromas de los vinos. Algunas componentes orgánicas de la uva, igual que el terroir, pueden conferir esa sensación salada al vino. Finalmente también la elevada acidez de la uva puede despertar una sensación crujiente de la sal.
Ejemplo de vinos con elevada salinidad son algunos blancos de Valle de Loire en Francia, los vinos españoles de las Islas Canarias y Rías Baixas, los intrigantes Blancos de Campania en Italia y los griegos de Santorini.

 

Adaptado de https://mtltimes.ca/life/have-you-ever-heard-of-salty-wine/